PARA TOD@S LOS AMANTES DE LA CREACIÓN Y EL PENSAMIENTO ¡¡¡BIENVENIDOS!!! A MI ESPACIO Y LUGAR DE ENCUENTRO... DÓNDE ESPERO OS SINTÁIS LO MÁS CÓMODOS.

lunes, 10 de septiembre de 2012

La vasija - " Cuento Hindú "



Imagen: tomada de la red.


Un cargador de agua de la India tenía dos grandes vasijas que colgaban a los extremos de un palo que llevaba sobre los hombros. Una de las vasijas tenía varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba toda el agua al final del largo camino que tenía que recorrer a pie, desde el arroyo hasta la casa de su patrón, pero cuando llegaba, la vasija rota solo tenía la mitad del agua.

Durante dos años esto fue así, desde luego, la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, pues se sabía perfecta. Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque solo podía hacer la mitad de su trabajo.
Así que la tinaja quebrada habló al aguador diciéndole: “Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo porque debido a mis grietas solo puedes entregar la mitad de mi carga y solo obtienes la mitad del valor que deberías recibir.

El aguador apesadumbrado, le dijo compasivo:


“Cuando regresemos a la casa quiero que te fijes en las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino”. Así lo hizo la tinaja, y vio muchísimas flores hermosas a lo largo del trayecto, ero de todos modos se sentía apenada porque al final, solo quedaba dentro de sí la mitad del agua que debía llevar.

El aguador le dijo entonces “¿Te diste cuenta de que las flores solo crecen en tu lado del camino? 

Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello. Sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde vas y todos los días las has regado. Si no fueras exactamente como eres, con todo y tus defectos no hubiera sido posible crear esta belleza”.



Moraleja:  Cada uno de nosotros tiene sus propias grietas. Todos a veces somos como vasijas agrietadas y con defectos, pero debemos saber que siempre existe la posibilidad de aprovechar las grietas para conseguir buenos resultados.







14 comentarios:

Carlos Alberto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Alberto dijo...

Hola a tod@s! espero que os guste este magnifico cuento, a mi me encanto...
Me sirvio de mucho, conlleva una gran reflexion. Es buenisimo.
Con gusto lo comparto aqui en mi especial rincón.

Perdonarme la tardanza amigos.

Un abrazo y feliz semana.)

Sony dijo...

hola carlos,hermoso cuento y excelente moraleja,me encanto pasar a leerte amigo.

te dejo un fuerte abrazo y muy feliz semana!!!!!!!!

Pedro Luis López Pérez dijo...

Fascinante y lleno de enseñanza.
Todos debemos ser conscientes de nuestras limitaciones y saber que siempre hay un lado positivo de ellas.
Un abrazo.

Luján Fraix dijo...

GRACIAS POR EL SALUDITO DE CUMPLEAÑOS, LO VALORO MUCHO Y LO ATESORO EN EL CORAZÓN. LO DE AYER FUE IMBORRABLE PARA MI.
BESOS

Gladys dijo...

MI QUERIDO AMIGO QUE BONITA HISTORIA CON UNA GRAN MORALEJA ES MUY CIERTO TODOS TENEMOS ALGO ESPECIAL NI POR MÁS DISTINTOS QUE SEAMOS, UNA ENTRADA PRECIOSA.

UN ABRAZO GRANDE FELIZ SEMNA QUERIDO AMIGO.

Katy dijo...

Me alegro de vuelta. Conocía la historia y realmente es bella. No hay grieta que no sirva para algo.
Y como bien dices todos tenemos las nuestras. Si las aceptamos podemos utilizarlas mejor.
Un abrazo

Carolina dijo...

Excelente historia, a mi tambien me encanto, Carlos Alberto. Sirve para hacernos levantar nuestra autoestima, todos tenemos algo bueno que brindar... que linda, es muy bonita y entrañable!
Un beso.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Carlos:

Lo bueno del caso es que, aunque tengamos defectos, podemos sacarles buen provecho buscándoles el lado positivo.

Un abrazo.

Poetiza dijo...

Hola amigo, una gran reflexion que me a gustado mucho, gracias por compartirla, cuidate.

MAJECARMU dijo...

Carlos Alberto,me alegro mucho que comiences de nuevo con ese cuento,que nos aporta mucho ánimo a todos...Cuando somos conscientes de nuestros fallos,como la vasija,tendremos la humildad suficiente para sembrar flores a nuestro alrededor,porque comprenderemos y apoyaremos a los que lo necesiten...El agua de nuestra humildad regará las tierras secas y conseguiremos,que florezcan...
Mi felicitación y mi abrazo inmenso,amigo.
FELIZ MIÉRCOLES.
M.Jesús

Myriam dijo...

¡Excelente cuento con una bella y muy oportuna moraleja!

Gracias, Carlos Alberto.

Besos

ReltiH dijo...

UN MENSAJE MUY CERTERO!!!!
UN ABRAZO

ALBORADA dijo...

Muy buena moraleja Carlos, todos, absolutamente todos somos humanos imperfectos y es dado conocer nuestros defectos, interiorizarlos, aceptarlos y tratar de enmendarlos.
La vida es eso, un constante aprendizaje.

Abrazos y una linda semana, espero pasaras lindos días.