PARA TOD@S LOS AMANTES DE LA CREACIÓN Y EL PENSAMIENTO ¡¡¡BIENVENIDOS!!! A MI ESPACIO Y LUGAR DE ENCUENTRO... DÓNDE ESPERO OS SINTÁIS LO MÁS CÓMODOS.

sábado, 8 de mayo de 2010

La magia del entusiasmo

-

¿Cuántas veces has dejado que las pequeñeces de la vida te arruinen momentos preciosos que nunca volverán...?



Los integrantes de una humilde familia hacían lo posible por ser felices, pero como eran tiempos duros, a veces resultaba difícil, bastaba con ver la fachada de su casa para darse cuenta de que algo no iba bien.


Ya no se preocupaban por limpiar las ventanas, ni cuidar el pequeño jardín que tenían al frente, la cerca estaba totalmente desbaratada y la puerta principal ya no tenía pintura.

Un día, el hijo mayor fue al y mientras estaba allí, observaba con curiosidad a la gente entusiasta que compraba, le llamó poderosamente la atención un bello jarrón, en un pequeño puesto donde vendían artículos de segunda mano.

Al verlo entusiasmado, buscó las pocas monedas que tenía en el bolsillo , era lo justo que se requería para comprarlo, pero hacerlo significaba que se quedarían sin dinero. Pensó que no estaban para derroches, pero era muy especial, además, a su mamá le encantaría.

El vendedor, mientras se lo envolvía, le dijo: "Disfrútalo y cuídalo mucho, porque este jarrón es mágico", y en efecto, toda la familia se entusiasmó con su compra, y nadie le reprochó que se hubiera gastado sus últimas monedas en él.

Un día, al observar la belleza del jarrón, el padre se dio cuenta de lo arruinada y descuidada que estaba la sala, así que sin pensarlo, entusiasta, buscó la brocha y un poco de pintura que quedaba y en pocas horas dejó la habitación como nueva.

Cuando el segundo hijo vio lo bien que quedó la sala, tomó un cubo con agua y jabón y lavó todas las ventanas, cuando el tercer hijo miró a través de estas, notó el terrible estado en el que estaba el jardín, así que cortó el césped, quitó las malas hierbas y removió la tierra, el cuarto hijo, al ver la tierra limpia, plantó semillas.

Cuando llegó el verano, la hija menor salió al jardín y notó que habían florecido las margaritas; cortó algunas y se las llevó a su madre para que las pusiera en el jarrón".


Muchas veces elegimos ser infelices por causa de situaciones pequeñas e intrascendentes a las que prestamos demasiada atención, permitiéndoles que nos afecten profundamente y que nos hagan perder el equilibrio y la felicidad que teníamos.


21 comentarios:

ion-laos dijo...

Cuánta razón Carlos, en lo de las pequeñeces, como que hay veces, que si te dejas, te arruinan la vida.
Una entrada para pensar y aplicarselo a la vida diaria, gracias por ponerla.

Un besito

Gladys Pacheco Leiva dijo...

Hola Carlos muy buen relato
siempre ocurre,que por
cualquier problema,los dejamos estar y todo se arruina,muy buena
reflexión,te felicito.
Un gran abrazo,que estes bien.

Rosa dijo...

Mi querido Carlos cuanta razón tienes. a veces nos sentimos infelices por pequeñas cosas que no tienen importancia, pero yo he aprendido a vivir cada momento que me da la vida y disfrutrar al maximo cada segundo.
Tienes el nombre más bonito del mundo y el nombre del hombre que más he querido en mi vida "Mi padre".

Te deseo un feliz domingo y una feliz semanita
un besito Rosa

mirandoelmar55 dijo...

Hola Carlos,bonita reflexión,como se aprende de estos cuentos , a mi me encanta leer a Jorge Bucai,siempre me queda algo que luego me pasan las cosas y pienso en lo que leí,e intento aplicarlo,aun que a veces no lo consigo,pero otras si.Gracias.
Un saludo.

menchu_

Gatadeangora dijo...

¡¡Cuanta razón hay en esa historia!!. Ya sabes que a veces los árboles no nos dejan ver el bosque.

Besitos Carlos

Ligia dijo...

El cuento nos deja una moraleja muy interesante. Siempre nos hace falta un poco de entusiasmo en la vida. Abrazos

Carlos Alberto dijo...

Hola a tod@s! sii hay mucho de cierto, me encanto la historia y compartir esta magia. No la deberiamos de perder... es una parte nuestra tambien.

La magia del entusiasmo. Es lo que da sabor a nuestra existencia es el entusiasmo, la ilusión con que vivimos.

Un fuerte abrazoo gracias;

CARLOS.A

La Gata Coqueta dijo...

Hay momentos que sin darse cuenta se dejan decaer las cosas que son pequeñas pero que dan al entorno una imagen de dejadez incalculable.

Y a veces con una pequeñez todo sale de ese entorno vicioso haciendo brillar de nuevo, como ha pasado con el jarrón que al ponerlo en la sala desentonaba con lo demás motivando a ponerlo todo a su altura...

Un beso y un abrazo de esta que ha pasado a saludarte...

Marí

Cornelivs dijo...

Llevas toda la razón, amigo. Asi es.

Estupendo post.

Un abrazo.

María dijo...

Qué razon tienes, muchas veces perdemos el tiempo preocupándonos de cosas sin importancia, no nos dejan dormir, nos agobian, y en realidad, nos sentimos ahogados en un vaso de agua.

Bonito relato, Carlos.


Un beso.

Alma Mateos Taborda dijo...

Profundas reflexiones en este gran escrito. Felicitaciones! Un abrazo.

La Gata Coqueta dijo...

Te entregaría
una urna
llena de estrellas

Y al abrirla
te encontrarías
hipnotizada

Acompañada
de mariposas encantadas
que te bordearían

Batiendo ufanas sus alas
por el fin de semana
que se avecina

Y al cerrarla
se iría
la belleza y la magia

Que guardan
esmeradas hadas
entre sedas rosadas
el resto de los días...

María del Carmen

RAMPY dijo...

Hola, Carlos, después de un tiempo "secuestrado", he vuelto a poder hacer uno de mis pasatiempos favoritos: leer blogs.
En fin, que me ha alegrado el poder leerte de nuevo, después de mucho tiempo.
Recibe un abrazo enorme.
Rampy

La Gata Coqueta dijo...

Ha llegado otro fin de semana y con desmedida emoción paso a felicitarte.
Para que lo pases donde te resulte más agradable un buen descanso, después de una semana un tanto densa por los consabidos compromisos laborales ya habituales.

Un beso te dejo en el aire en compañía de un adiós.

De esta siempre tuya...

María del Carmen

Alma Mateos Taborda dijo...

Wowwwwwwww amigo que bello post! Me ha encantado. Cuánta sabiduría nos regala. Felicitaciones! Un abrazo.

María Jesús Verdú dijo...

Como siempre, resulta agradable leerte y visitarte en esta mañana de sábado. Disfrutar de tu espacio virtual me hace sentir mejor.

africa dijo...

Hace poco encontré esa historia y me encantó, mira tu por donde la has recogido tu!, cuantas veces, necesitamos esa chispita que encienda nuestro entusiasmo verdad?. Un beso!

AFRICA04

Velvetina dijo...

Yo no sé vivir sin “jarrones en donde colocar flores”… da lo mismo que coloque en ellas margaritas, amapolas o rosas. Lo maravilloso es la ilusión que se mantiene para que los floreros de nuestras Vidas no se mantengan nunca vacios.

… ¿Qué más da que el jarrón sea de fina porcelana o que utilicemos un vaso de plástico como florero?, cada quien debe de encontrar sus motivaciones y ver que la belleza del alma se encuentra en aquellas cosas que nos parecen pequeñas.

Un abrazo

Velvetina

MARI dijo...

Buena pregunta Charly la del comienzo....tan buena que me has dejado pensando mucho.... un besaaaaaaaaaazo que hace tiempo que no hablamos....saludos a toodossssssssss

Mamyyy tas en todos laos hija jajajajaja

Negra dijo...

Hola!!! me recuerdas?? Busco un alma de luz...Diarios de la Negra, Kaleidoscopio??? Ahora estoy con nuevo blog: http://campanadekristal.blogspot.com/

Date una vuelta, besos.

Negra

La Gata Coqueta dijo...

Se acerca
en mutuo silencio
y languidez extenuá

Otro fin de semana
para allegar el descaso
y ser disfrutado

Según va emergiendo
cual fuente cristalina
desnudando el alma

En un simulado abrazo
en las verjas del olvido
esperando el siguiente

María del Carmen